Archivo diario: viernes, 25, septiembre, 09

LA MODERNIZACIÓN DE UN MITO GRIEGO….

Mario Vargas Llosa, escritor y columnista, dedicaba su columna dominical de EL PAÍS (20 de septiembre de 2009) a contarnos su descubrimiento personal de la Costa Azul, la de los yates y el lujo impúdico, pero también «la alegre, sensual y gozadora» que atrajo a pintores famosos: Matisse, Picasso, Nicolás de Stäel…
¡Picasso, que tanto bebió del mito!
Ulysess-y-las-sirenas_Pablo-Ruiz-Picasso_1946_0

«La pieza más notable que exhibe el museo de Antibes es Ulises y las sirenas, que parece contagiar el vaivén de las olas y la música tentadora que evocó Homero al muro donde está colgado el soberbio tríptico. El protagonista no es sólo Ulises, ahí estamos todos los seres humanos anudados a ese frágil mástil, con las orejas muy abiertas y enloquecidos de deseo, tratando de romper las cuerdas que nos atan a la sensatez y a la prudencia, para rendirnos a las tentaciones de la vida, que, a veces, como en este caso, tienen apariencia de canto, peces y mujer. No se puede describir una obra maestra: ella se deja sentir, no explicar. No basta decir que lo turbador y exquisito que hay en ella resulta de la destreza artesanal, la intuición acerada, la sensibilidad y el buen gusto. En las obras maestras, plásticas, literarias o musicales, siempre queda una zona de sombra que escapa a la aprehensión racional, que penetra en lo más recóndito de la persona como una revelación súbita, intransferible y personal. El catálogo dice que Picasso pintó Ulises y las sirenas en apenas tres días de setiembre de 1947.»
la joie de vivre-picasso 1946-centaurso y ninfas

«La Joie de vivre (La alegría de vivir), del año anterior, fue hecha y rehecha varias veces (…). Ella es lo que su nombre indica: una fiesta en la que un centauro y un fauno acompañan con flautas la danza de una ninfa (sus rasgos aluden a los de Françoise Gilot, la compañera de entonces) y los brincos de felicidad de dos cabritas a la orilla de un mar con arenales, vides y luminosidad solar. La reminiscencia pagana y mitológica rezuma actualidad: pueden haber cambiado las circunstancias, los decorados y los dioses, pero la alegría, la exaltación y el placer que la vida y el amor proporcionan siguen siendo los mismos y establecen un denominador común entre nosotros, quienes nos antecedieron y quienes nos van a suceder. Esa permanencia en el tiempo da a las evocaciones y reminiscencias mitológicas de Picasso el carácter de lo vivido y de lo actual.»

Magister dixit.

Anuncio publicitario